EXPOSICIÓN ESPACIO E IDENTIDAD
69 artistas de 12 países · 20 septiembre - 20 octubre 2013 · c/ Fuencarral, 77 · Madrid

E

SPACIO E IDENTIDAD son dos conceptos de gran amplitud y envergadura. Decía el filósofo español Xavier Zubiri (1898-1983) que las fronteras las podemos vivenciar como heridas o como la posibilidad de un encuentro. Otro tanto sucede con la identidad: sea la individual o la colectiva de pueblos o culturas. La identidad o identidades –a veces también objeto de manipulaciones malintencionadas– las podemos vivir para herirnos y buscar diferencias o conflictos, o como una posibilidad para que las personas, pueblos o culturas se encuentren, convivan, se enriquezcan y colaboren.

Esta segunda opción es la que defendemos con esta exposición y la que los artistas han traducido en arte. Un encuentro, un diálogo de artistas de diferentes generaciones y culturas, con vivencias y estilos muy distintos, que con sus obras nos acercan a los polifacéticos temas del espacio y de la identidad. Pero no sólo es un encuentro entre artistas.

Lo más importante es el encuentro con el público, los críticos y los medios. El pasaje de Fuencarral cuenta con una arquitectura inusual y vanguardista de los años cincuenta y tuvo su momento de esplendor. Por diversas circunstancias en la actualidad se encuentra parcialmente en desuso. Gracias a este evento las creaciones artísticas invaden este espacio, o mejor dicho, estos espacios tan sugerentes que ofrece el pasaje.

Han transformado un antiguo centro comercial en un lugar para el arte, dando nueva vida a esta importante parte del patrimonio urbano de Madrid. De este modo el arte sale de los museos y galerías, abandona su lugar habitual y se acerca al público. Las obras que vemos aquí nos hablan de los temas espacio e identidad, sea desde el estado interior de sus creadores o desde sus posturas frente a lo que sucede en el mundo.

Unas obras les dirán más y otras les emocionarán menos, pero seguramente no dejarán indiferente a nadie. El arte no hay que entenderlo: hay que sentirlo. Las obras expuestas no son objetos decorativos, hay que tomarse el tiempo de verlas y dialogar con ellas. No se quedarán mudas y, dependiendo del estado de ánimo de cada uno, “dirán” cosas muy distintas.

Reinhard Silberberg Embajador de la República Federal de Alemania

silberberg